Invitación Navidad 2019

Carta de Navidad 2019.

– Invitación –

Queridos hermanos y amigos:

Era costumbre que los curas de la Comunidad escribieran cada año una cartita para animar a vivir la Navidad. La novedad de este año es que los hermanos han encargado que la enviemos también a los amigos que os gusta compartir la celebración con nosotros. Así que, con mucho gusto, os transmitimos el contenido que le queremos dar este año, el mensaje que recibimos y los detalles de la celebración.

El contenido parte de la realidad que nos afecta a todos de una manera u otra. Realidad personal propia, en cuanto que nos tocan acontecimientos de reducción como por ejemplo: que se nos esté haciendo ya habitual la muerte de seres queridos, la atención a nuestros mayores ya delicados, el cuidado de nuestro cuerpo por las limitaciones propias de la edad y últimamente la enfermedad que se asoma de manera más fuerte en algunos de los hermanos. Pero también es realidad social, ya que se nos ha dado tener sentido de humanidad ante tantas realidades de sufrimiento que nos llegan por los medios y no quedar indiferentes ante situaciones de personas que tenemos cerca o a las que nos acercamos.

¿Qué podemos aprender del misterio de la Navidad ante estas realidades?

En esa dirección aprendemos de quien tiene experiencia de ello. Dos hermanos de Madrid, Angelines y Pedro, nos enviaron hace poco una carta de la que entresacamos algunos párrafos:

Ha pasado ya tiempo desde que eso que se llama enfermedad cambió el ritmo de nuestras vidas. Y no solo el nuestro, también el de nuestro entorno. Y decimos cambió, no paralizó.

Más que un tiempo de andar es un tiempo de “desandar”, de, con la quietud a la que la no-salud te somete, ir haciendo una lectura de lo vivido… Recorrer momentos y lugares de luces y sombras, de alegría y de dolor, emociones que curar, que perdonar, que agradecer y potenciar. Dios nos esperaba allí para hacer ese camino con nosotros.

Y descubrimos que, el Reino de Dios lo vamos haciendo en la actividad y también en la “pasividad” o quietud. Y los tres puntos básicos de la Comunidad: oración, fraternidad y misión, siguen siendo nuestros. No nos preguntéis cómo, a cada día le basta su inquietud, pero los llevamos dentro.

El cariño recibido calienta y alegra el corazón, además de disipar alguna que otra nube negra de la mente. Gracias. Desde la limitación de la no-productividad y la vivencia de la quietud nos unimos a todos con un abrazo inmenso.

A nuestra cultura actual con su énfasis en la salud, la productividad, el éxito y el poder, le cuesta entender esto (añadían en la carta).

Mensaje que recibimos: LA FUERZA QUE NACE DE LA DEBILIDAD.

Queremos centrar la celebración de este año en ese mensaje. Gracias, Pedro y Angelines, por hacernos ver que también hay una fuerza que nace de la debilidad y nos hace preguntarnos: ¿qué fuerzas nacen en las experiencias de fragilidad? En vuestras palabras ya nos dais pistas preciosas y todos conocemos personas y situaciones de pobreza, de limitación, de sufrimiento y quizá hasta alguna experiencia propia, donde aparecen fuerzas inusitadas. En la celebración podríamos poner en común la fuerza que vemos que aparece en alguna de esas debilidades.

Porque nos pararemos ante lo propio que celebramos en la Navidad:

  • El asombro del don que es el nacimiento de un niño, como todos, nacido en debilidad, en absoluta dependencia de los demás.
  • La llamada de la realidad en la que este niño nace; ahí ya no es la situación de todos, es la llamada de los pobres, de los que nacen y viven excluidos de nuestro bienestar, de las víctimas del mal.
  • La contemplación del misterioque es ese niño llamado Jesús, el Salvador: la encarnación del amor de Dios no de cualquier manera, sino precisamente en la debilidad de la condición humana.

Detalles de la celebración.

  • El viernes 27, a las 7, acogida y celebración de la Eucaristía. Para la participación os sugerimos traer en un papel escrita una frase que recoja el mensaje dicho, para ofrecerla y dejarla ante el Belén.
  • A continuación cena (para la que no hace falta traer nada, es frugal cena como todos los años) y tertulia navideña de amigos.
  • Los que os animéis a venir, confirmar la asistencia por whatsapp o como sea, antes del 26, para preparar la mesa con el número de comensales.

Con todo el afecto y ganas de encontrarnos: CONCHITA Y SANTI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *